Instituto Tecnológico de Santo Domingo

Octubre, mes del ahorro

Cada 31 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro. El profesor Víctor Feliz recomienda motivar la cultura del ahorro en los más pequeños de la casa.

Octubre, mes del ahorro

Por: Víctor Feliz/Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Profesor del Área de Economía y Negocios 

SANTO DOMINGO.- El Día Mundial del Ahorro surge en el año 1924 en Milán, Italia, cuando delegados de diferentes países se reunieron en el Congreso Internacional de Ahorro, para tratar temas sobre la organización y legislación de las cajas de ahorro. Desde ese entonces se celebra el 31 de octubre de cada año. En 1974, se declaró octubre como el mes del ahorro para conmemorar la importancia del mismo en la economía individual y colectiva.

Aprovechamos esta celebración para contribuir a difundir la importancia del tema del ahorro en la familia, por lo que es esencial preparar a los niños y jóvenes para que puedan manejar el dinero con éxito en su vida adulta, aprendiendo a vivir de acuerdo a un presupuesto, creando el hábito de ahorrar y adquiriendo conocimientos básicos de inversión que le permitan multiplicar sus recursos.

Muchos padres han reconocido la necesidad de fomentar habilidades de manejo del dinero en sus hijos, pero en la práctica no saben cómo hacerlo. Es fundamental ayudarlos a relacionarse correctamente con el dinero desde temprana edad, haciéndoles entender que el mismo es un medio que puede ser bien o mal utilizado, y que en vez de ser un mal necesario éste puede brindarnos facilidades para cubrir ciertas necesidades, lo que nos proveerá estabilidad económica, libertad para dedicarnos a lo que nos apasiona y tiempo de calidad.

La etapa ideal para crear las bases es desde la niñez, porque es cuando somos más receptivos con las enseñanzas de nuestros padres, y en ella podemos fomentar la educación financiera de diversas formas:

1. Sé un buen modelo. Nuestros hijos aprenden observando lo que hacemos, debemos fomentar con nuestro ejemplo, la ética del trabajo, la disciplina y el rigor en el manejo de los recursos. Compartamos con ellos situaciones de la vida que requieran decisiones financieras.

2. Edúcalos con juegos financieros. La mejor manera de enseñar acerca de cualquier tema es jugando, existen juegos didácticos sobre la administración del dinero que hacen que el proceso de aprender sea divertido.

3. Incentívalos a ahorrar. Los niños tienen deseos y sueños por cumplir, al enseñarlos a ahorrar estarán creando consciencia para ser adultos disciplinados gastando su dinero y evitando el endeudamiento. Ayudémosle a establecer metas de ahorro para adquirir lo que nos piden, proveámosle alcancías para que acumulen parte del dinero que les damos y acompañémosle a un banco a abrir su propia cuenta de ahorros.

4. Motívalos a emprender. Algunos padres piensan que los niños no deben manejar dinero a temprana edad, sin embargo, hay que darles la oportunidad de ser creativos y hacer lo que les gusta porque son emprendedores por naturaleza y sus decisiones le ayudarán a aprender creando experiencias.

5. Enséñalos a ser generosos. Ayudar a otros es uno de los mejores usos que podemos darle al dinero, creando una relación sana con el mismo para resguardar a nuestros hijos de la codicia.

Lo importante es ser conscientes desde pequeños sobre cómo debemos mantener el control del dinero y entender que somos los únicos responsables de las decisiones que nos permitirán lograr nuestra libertad financiera.

Compártelo en: